miércoles, 16 de noviembre de 2011

Fenómenos paranormales

Miércoles... 16/11/2011

Hoy contaré lo que hay de extraño en él, ya que no lo conté ayer... Veamos... Ayer ya comenté su extraña apariencia física, pero hoy analizaré más profundamente, aquellas cosas que me llevan a pensar que es lo que todo el mundo le llama por bromear.

Hace 5 años, a los 16, tuvo un accidente de moto que le llevó a estar 2 meses en el hospital. Por supuesto, a mi eso me lo contó no hace mucho. Desde entonces no se separa de un colgante. Parece un colgante normal y corriente, sin mucho valor, pero tiene mucho más valor del que yo podría imaginar. Es un colgante con forma de estrella de 4 puntas, y saliendo de los huecos entre las puntas, hay otras 4 puntas, pero no son unas puntas corrientes. Me recuerdan a la lengua de una serpiente, pero no tan a lo bestia. Hace tiempo, hablando con su ex, ella me dijo que no se separaría del colgante ni con agua hirviendo, y... desgraciadamente, así es. Lo intenté, de veras que lo intenté, y solo consigo que me lo deje 10 minutos, enseguida me lo pide y se lo pone. ¿Por qué no puede separarse de él? Es algo que aún intento averiguar, pues me parece tan extraño como a todos.

Otra de las cosas que me parecen extrañas es la casualidad de que... bueno, no se toma muy bien el día de Halloween. su pensamiento es "¿Para qué disfrazarse como un monstruo? A nadie le gusta ser un monstruo.". Bueno, a mí realmente me parece que es un día tan normal como otros, pero esos "monstruos", como los llama él, pueden salir a la calle sin llamar demasiado la atención. Ese día este año fue extrañísimo. Ya me lo advirtieron: "ese día él no va a salir, no se va a conectar, y no va a tener el móvil encendido". Lógicamente, al principio no creí que fuera cierto, pero llegó la noche de Halloween... y pasó. Llegué a casa después de clase, sobre las 22.30. Normalmente, a esa hora está conectado, esperando que yo haga lo propio, para hablar un rato. Pero... esa noche no llegó. Intenté llamarle, pero tenía el móvil apagado. ¿Coincidencia? Tal vez, quién sabe. Pero aún por la mañana tenía el móvil apagado. El día 1 lo teníamos libre, así que, aprovechando que mis padres se fueron, yo salí y me encaminé hacia su casa, aún nerviosa porque no había sabido nada de el en casi 24 horas, y, bueno, eso no era muy normal. Fui allí, me quedé esperando en su portal, conecté el tuenti con el móvil y le di un toque, ya que (¡¡Por fin!!) lo había encendido. Se conectó al tuenti, y le dije que bajara. Bajó a la media hora, aproximadamente, pues... se acababa de levantar. Su excusa por no haberse conectado la noche anterior fue que no le funcionaba el wi-fi. ¿Entonces levantarse a mas de las 12 del mediodía por qué? No había estado toda la noche intentando que funcionara, lógicamente. Pueden parecer casualidades, pero demasiadas en tan poco tiempo son sospechosas.

Lo último que quiero comentar es de hace menos de una semana. Mis padres se fueron, misteriosamente, al pueblo, así que me quedé sola en casa, y ya que mis padres volverían al día siguiente por la tarde, le pedí que se quedara a dormir. Estuvimos con unos amigos en mi casa viendo películas y demás, y... bueno, llegaron casi las 5 de la mañana y se fueron todos menos él. Nos fuimos a dormir, como debe ser, pero cuando me desperté a las 7.30 de la mañana él estaba ahí, mirándome. No había dormido, pero, aún así, no tenía ojeras, no había ningún signo de cansancio, fatiga, ni sueño en él. Extraño, ¿verdad? Lo mismo pensé yo... Hasta que me volví a dormir y me despertó un par de horas después, y aún no se había dormido.

Hasta aquí llega la página de hoy... Mañana más.

¡Un saludo! ^^

1 comentario:

  1. Me gusta^^ Te sigo, Yo también tengo una historia de vampiros^^

    ResponderEliminar